• Últimas Publicaciones

    3 de agosto de 2020

    ¿Puede explotar? La verdad del gel antibacterial en los vehículos



    ¿Podría un gel antibacterial explotar dentro de un vehículo y causar grandes daños? Un vehículo expuesto al sol se convierte en un auténtico horno.

    Un estudio publicado en 2019 por el Real Automóvil Club de España concluyó que en solo 30 minutos, el interior de un vehículo alcanza el doble de la temperatura que hay en el exterior, pasando de 27º C a 50º C. Al cabo de casi dos horas la temperatura en el interior del vehículo sube por encima de los 60º C. Esto supone que cualquier elemento ajeno que se almacene dentro se puede convertir en un peligro potencial.


    El Departamento de Bomberos de Fuenlabrada ofrece una explicación técnica al asunto: "El gel hidroalcohólico, en el interior de un vehículo aparcado al sol, puede vaporizarse generando una atmósfera capaz de inflamarse por un cigarrillo, el relé que acciona la apertura con el mando a distancia, el del intermitente, etcétera".

    Según ha explicado a Motorpasión el Colegio Oficial de Químicos de Murcia, llevar en el vehículo un producto químico a más de 25 grados, supone un peligro: "Un gel hidroalcohólico lleva glicerina y no se debe dejar en el vehículo a temperaturas que oscilen entre los 25 y 28 grados", explican desde el secretariado técnico.

    En este sentido, hay que considerar incluso cualquier bebida o alimento que pueda fermentar. "El interior de los vehículos está hecho de polímeros termoplásticos que han sido testados para soportar esas temperaturas, pero un frasco de hidrogel no.

    Si llegara a reventar, no causaría una explosión como tal, ya que no se trata de un combustible, pero acabaría esparciéndose", afirman.

    Cine

    Beauty

    Culture